Pinturas especiales

PINTURAS ESPECIALES

Aunque los trabajos de pintura más habituales, que suelen pedirnos a nuestros pintores en Madrid son la pintura con calidad de terminación plástica o en menor medida al temple, existe otro tipo de pinturas menos comunes que también realizamos, gracias a la amplia experiencia y cualificación de nuestro equipo de pintores que nos permiten dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes. A continuación te detallamos cuales son principalmente este tipo de pinturas especiales.

  • Pintura esmaltada: Se trata de un pintura de una calidad superior a la pintura a la pintura plástica, con una terminación lacada y que se suele emplear en espacios que requieren de una mayor resistencia y facilidad de limpieza, como puede ser zonas húmedas como cocinas o baños o espacios de gran uso en espacios comerciales o de cara al público que están más expuestos al desgaste. Es una pintura algo más cara que la pintura plástica.

  • Pintura vinílica: Entre las pinturas que se usan, es la de mayor calidad, durabilidad y resistencia, para poder aplicarla es necesario que las paredes se encuentren previamente en una condiones especialmente adecuadas, así como la aplicación de productos para su correcta fijación. De nuevo se utiliza en espacios como cocinas y baños así como en espacios comerciales donde es necesario una pintura más resistente. Se trata de una pintura sensiblemente más cara que cualquier otro tipo, principalmente por el encarecimiento que supone la compra de este tipo de pintura.

  • Pintura en radiadores: Para pintar los radiadores tanto de hierro como de aluminio, primero es necesario eliminar la actual capa que existe en ellos a través de un trabajo de lijado. Una vez que a los radiadores se le ha eliminado esa capa de pintura previa, ya es posible pintarlos, siempre con un tipo de pintura especial esmaltada y resistente a altas temperaturas para evitar que se produzcan grietas o desconchones en un futuro.

  • Pintura para puertas o armarios: Para pintar estos elementos de nuevo es necesario, realizar primero un trabajo previo de decapado para eliminar de ellos la actual pintura. Una vez realizado este trabajo se le debe aplicar una capa de imprimación que es la que permite que la nueva pintura agarre de forma adecuada a lo largo del tiempo. La pintura que se aplica en este caso es una pintura lacada que dará un acabado profesional al trabajo de pintura, pudiendo ser aplicada tanto a rodillo (más sencillo y económico) o a pistola (más laborioso y costoso)

  • Pintura para exteriores: Si se quiere pintar espacios exteriores como fachadas, verjas o elementos que quedan expuestos al aire libre, es necesario utilizar un tipo de pintura especial para dichos espacios, ya que la utililizada en espacios interiores no son válidas y no nos permitirían una aplicación adecuada, desgastándose rapidamente. Es por ello que nuestro equipo de pintores, cuentan con una gama completa de pinturas para el exterior cada una destinada para pintar un espacio y elemento en concreto, para asegurar de esta forma un resultado de calidad y duradero .